LA MUERTE DE LEON

LA MUERTE DE LEON

A pesar de las declamaciones de toda la progresía los derechos humanos están reservados para ser aplicados a tópicos muy particularizados. Teniendo en cuenta que existen leyes y presuntos organismos de ellas derivados que se presumen en protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, la violencia no cesa y las protecciones no existen.

El casi nulo control del sistema judicial sobre las estructuras administrativas terminan en eternas causas irresolutas y con poco efecto sobre los objetivos que dice la ley perseguir.

LA DISTANCIA ENTRE LAS LEYES Y LA REALIDAD

El 20 de noviembre de 1989 la Asamblea General de la ONU proclama la  CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO.

En ella se establecen los derechos inalienables de todos los niños y las niñas, pero también las obligaciones de los Estados, los poderes públicos, los padres, las madres y la sociedad en su conjunto, incluidos los propios niños y niñas, para garantizar el respeto de esos derechos y su disfrute por todos los niños sin distinción de ningún tipo.

En 1990 el Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc. sancionan con fuerza de Ley: ARTICULO 1º — Apruébase la CONVENCION SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York (ESTADOS UNIDOS DE AMERICA) el 20 de noviembre de 1989, que consta de CINCUENTA Y CUATRO (54) artículos, cuya fotocopia autenticada en idioma español forma parte de la presente ley.

Recién por  Ley Nº 26.061 de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes Sancionada: 28 de septiembre de 2005 Promulgada de hecho: 21 de octubre de 2005 Publicada en B.O.: 26 de octubre de 2005, se implementan los primeros pasos en el sentido de ver en los niños esos derechos.

En la provincia de Buenos Aires, la Ley 13298  reconoce, promueve y protege los derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la Provincia de Buenos Aires, hasta cumplir los 18 años de edad. Ley 13298 Fecha de promulgación: 14/01/2005; Fecha de publicación: 27/01/2005.

Por el Art. 14, esta Ley determina que el       “Sistema de Promoción y Protección Integral de los Derechos de los Niños es un conjunto de organismos, entidades y servicios que formulan, coordinan, orientan, supervisan, ejecutan y controlan las políticas, programas y acciones, en el ámbito provincial y municipal, destinados a promover, prevenir, asistir, proteger, resguardar y restablecer los derechos de los niños, así como establecer los medios a través de los cuales se asegure el efectivo goce de los derechos y garantías reconocidos en la Constitución Nacional, la Constitución de la Provincia de Buenos Aires, la Convención sobre los Derechos del Niño, y demás tratados de Derechos Humanos ratificados por el Estado Argentino.”

Asimismo recepta que el Sistema funciona a través de acciones intersectoriales desarrolladas por entes del sector público, de carácter central o desconcentrado, y por entes del sector privado.

Para el logro de sus objetivos el sistema de promoción y protección integral de los derechos de los niños debe contar con los siguientes medios:

a)Políticas y programas de promoción y protección de derechos; / b) Organismos administrativos y judiciales; / c) Recursos económicos; / d) Procedimiento; / e) Medidas de protección de derechos.

LA TEORÍA

El Sistema se basa en el principio de corresponsabilidad, en el cual los diferentes actores que participan deben asumir el ámbito de responsabilidad que le corresponde a cada uno incluyendo  los miembros de la sociedad civil. No alcanza entonces con la “derivación del caso” a un tercero, sino con el compromiso de cada uno de los efectores en la resolución del caso .

Una medida articulada extemporáneamente aporta un cercenamiento más al ya existente.

Las medidas buscan fortalecer los lazos familiares, y en el caso que la afectación se refiera a necesidades básicas insatisfechas. Se concretan en incluir a la familia en los programas destinados a estos fines, entre los que se encuentran: a) Mantener a los niños con su familia, b) Orientación y apoyo a los padres. c) Incluir al niño y su familia en programas de familia, d) Asistencia médica, psicológica o psiquiátrica del niño o de su familia. e) Becas para estudio. f) Asistencia económica .

LA PRAXIS

La diaria realidad indica que el armado teórico en muchos casos choca con la praxis en manos de personas con muy poca capacitación (interés?) para transitar la normativa de manera tal que sirva para proteger los derechos de los niños, niñas y adolescentes y no para su castigo.

El casi nulo control del sistema judicial sobre las estructuras administrativas terminan en eternas causas irresolutas y con poco efecto sobre los objetivos que dice la ley perseguir.

Cuando se verifica la necesidad de la instrumentación de las medidas, estas deben ejecutarse mediante un procedimiento eficaz, que permita concretar la protección y el consiguiente cese en tiempo propio.

El caso León ( entre miles) es el botón de una triste muestra de negligencia, desinterés y desconocimiento.

La madre y el padrastro de la víctima, Yésica Aquino y Roberto Fernández, respectivamente, son indagados por la fiscal Gabriela Mateos, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Berazategui.

Las fuentes señalan que la fiscal le imputa a la mujer el delito de «homicidio agravado por el vínculo, premeditación, ensañamiento y alevosía», mientras que la acusación para el hombre es la misma, excepto por el agravante del vínculo.

El bebé murió el viernes pasado en el hospital El Cruce de Florencia Varela tras permanecer internado desde el 19 de septiembre, cuando ingresó con evidentes signos de golpes, por lo que de inmediato los médicos radicaron la denuncia ante la Justicia, que dispuso la detención de su madre, quien había dicho a una hermana suya que su hijo se había ahogado con leche.

Por otro lado, el padrastro fue detenido por la Policía, en la calle Gibraltar al 200 de Pontevedra, partido de Merlo.

La pareja ahora imputada del crimen residía en Berazategui, pero ya sus vecinos habían hecho, semanas atrás, una denuncia por los malos tratos que recibían el niño y sus cuatro hermanos.

Las calles periféricas del conurbano bonaerense muestran miles de niños, niñas y adolescentes en situación de peligro, a su lado se puede fotografiar una patrulla que pasa de largo y para en el mismo kiosco que vende alcohol a esos menores, y nadie reacciona.

Cuando algún hecho lamentable sucede el papeleo administrativo tapa la real realidad de que los derechos humanos pueden ser vulnerados, siempre y cuando no se vean.

2 comentarios en «LA MUERTE DE LEON»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *