NO HAY MODELO, SOLO CAPRICHOS

NO HAY MODELO, SOLO CAPRICHOS

Un viejo General enseñaba que en el gobierno la Conducción debe ser centralizada y la ejecución descentralizada. Si aplicamos estos conceptos al gobierno de Alberto Fernández es fácil advertir que la ejecución del Modelo que se invoca como importante, es verdaderamente caótica, negando de cuajo toda conducción o respondiendo a una conducción parcializada que está divorciada del Ejecutivo.

Entre el relato y la ejecución existe una grieta que es la verdadera barrera para que llegue al Pueblo cualquier solución.

A cambio de la imposibilidad de planificar en lo más mínimo, Fernández optó por la rimbombancia de los hábiles declarantes que invocando el “viejo peronismo” quieren convencer de un rumbo que no es tal. Pruebas a la vista, lo indica,  por más que les pese a esa militancia convocada para explicar en los barrios lo que los vecinos ven que no existe, tal como mejoras en los niveles de pobreza, aumento en los índices de trabajo, etc.

Se ven asociaciones ilícitas y de delincuencia que se han hecho cargo de la dirección de la cosa pública, y esto obedece a lo mismo son fuerzas sin doctrina, vale decir, fuerzas materiales, y usufructúan ellas los bienes que el pueblo necesita para disfrutar de su felicidad y para preparar y realizar la grandeza de la Nación. J.D.PERON CONDUCCION POLITICA (CLIC)

En la macro las políticas que se aplican, lejos de cualquier modelo peronista, se observan manejos de personajes más cercanos al neoliberalismo que se dice combatir, que las soluciones reclamadas por las presuntas “organizaciones sociales”.  Esta confrontación de intereses tampoco responde al interés del Pueblo.

->
«Los defectos orgánicos los ponen a unos frente a otros. Todos ésos son errores orgánicos y cambian de dirigentes como de camisa. Eso los lleva al caos orgánico.» PERON CONDUCCION POLITICA

Los gobernadores invocan un federalismo que en la práctica justifican los latrocinios alevosos de las riquezas naturales, en tanto, los habitantes de esas provincias emigran y se amontonan en el conurbano bonaerense.

Mientras el gobierno nacional acuerda  con representantes de la cadena de la carne renovar hasta fin de año el acuerdo para vender unas 6.000 toneladas por mes de cortes a precios accesibles, que prometen estar disponibles en más de mil bocas de expendio, la Secretaria de Comercio que conduce Paula Español consideran que la cantidad no resulta suficiente para garantizar el abastecimiento interno. Entonces frena el decreto que flexibiliza el cepo a las exportaciones de carne para China, negociado por el nuevo ministro de Agricultura, Julián Domínguez, como si los argentinos comieran carne de conserva. Tal vez es lo que se pretende.

Español misma define cual es su conducción y no Alberto Fernández “Desde el kirchnerismo y de esta idea económica, política y teórica, el Estado tiene un rol muy importante en la regulación y en la administración de la economía. Para que el mercado funcione se requiere un Estado que intervenga. El kirchnerismo y el peronismo que hoy ejerce también el gobierno cree en un Estado eficiente, un argumento que habitualmente esgrime la oposición actual a eso. Creemos en un Estado que regule, eficiente, que tenga capacidades técnicas. En las épocas más neoliberales en las que se achica el Estado se pierde esa capacidad de intervención.”

El kirchnerismo y el peronismo que hoy ejerce también el gobierno cree en un Estado eficiente (‘¿?)

Ella escinde el kirchnerismo del peronismo, lo muestra como una alianza en la cual no se resuelven las diferencias. Esto nos debe obligar a reflexionar sobre cuáles son las posibilidades de éxito.

Tan incongruente aparece este tipo de actitudes que Cristina  (algunos opinan de Kicillof) la corre de la Secretaría de Comercio Interior y coloca allí a Feletti, en esto de cambiar para que nada cambie.

No es que los “peronistas” con algún manejo de las enseñanzas del mismo Perón rechacen la simbiosis con el derivado del pensamiento de la confrontación, son los mismos kirchneristas ilustrados que hacen la diferenciación. Esto debería ser suficiente para que la militancia con algún cacumen piense acerca de la continuidad de un modelo que no es el MODELO ARGENTINO para el PROYECTO NACIONAL.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *