BAILAR CON TU ARTISTA FAVORITO

BAILAR CON TU ARTISTA FAVORITO

Ya no se trata de escuchar música, necesitamos verla y en la evolución tecnológica vemos como de la cinta  casette al vinilo; después, al CD, las descargas y de nuevo, al vinilo y siempre música en directo, ahora podemos tener a los artistas preferidos en el living de nuestros hogares.

Hoy en día, los hologramas han evolucionado y ya es posible utilizarlos de diversas formas, como sistemas médicos, educación, arte, seguridad y defensa.

Desde los conciertos en pequeño formato a festivales, incluso con hologramas como ABBA que vuelve 40 años después de forma virtual, pasando por las bandas tributo como God Save The Queen, el mejor tributo del mundo, dicen.

Es así, la ciencia ficción es realidad, con los hologramas o los conciertos virtuales en juegos como Fornite (por ejemplo) son una nueva oportunidad de extender la música.

Durante años la gente ha pensado en la comunicación holográfica como una especie de futuro mágico idealizado. Pero en realidad esto ya sucede en el 2021», afirma Scott. De acuerdo con el científico de 28 años, los accesorios de IKIN crean hologramas 3D visibles a la luz del día. Y lo hacen desde teléfonos inteligentes Android o iOS con una lente de polímero químico patentada.

Lo último en realidad virtual y aumentada con parada en el pasado de la mano de la nostalgia;  nos devuelve a Amy Winehouse a la  vida,  aunque sea por unos minutos, o a Roy Orbison o Freddie Mercury.

EL DESCUBRIMIENTO

Todo empezó, aunque no se crea, en abril de 1947, Dennis Gabor ya llevaba un tiempo pensando en cómo mejorar la resolución y definición del microscopio electrónico, cuando se le ocurrió un nuevo proceso para registrar imágenes al que llamó holografía. Del griego “holos”, que significa completo, Gabor llamó así a su nuevo invento porque iba más allá de la fotografía convencional, que solo recoge una de las perspectivas de un objeto. Una holografía registra también su información tridimensional.

APARECE EL LASER

La fabricación de los primeros láseres, recién estrenada la década de los sesenta, permitió perfeccionar el método holográfico de Gabor, bastante tosco debido a que la luz de la que disponía era poco potente. Los primeros hologramas que representaron un objeto tridimensional bien definido llegaron de las manos de los físicos estadounidenses Emmett Leith y Juris Upatnieks, y de las del físico soviético Yuri Denisyuk.

IMÁGENES ARTÍSTICAS

HOY algunos museos usan hologramas de objetos delicados y valiosos para sustituir a los originales. Este es el caso del Hombre de Lindow, una momia de más de 2300 años, que se encuentra bien conservada en una cámara del Museo Británico de Londres, mientras que su holograma está expuesto tanto al público como a investigadores para estudiarla.

El Hombre de Lindow (en inglés: Lindow Man), también conocido como Lindow II o Pete Marsh, es el nombre dado al cadáver de un hombre de la Edad de Hierro tardía que se preservó en una turbera de forma natural. Fue descubierto el 1 de agosto de 1984 por cortadores de turba en un pantano en Lindow Moss.

Hoy en día, los hologramas han evolucionado y ya es posible utilizarlos de diversas formas, como sistemas médicos, educación, arte, seguridad y defensa. Asimismo, los científicos todavía se encuentran desarrollando diversas maneras de utilizar láseres, procesadores digitales modernos y tecnologías de detección de movimiento para crear varios tipos diferentes de hologramas, que podrían cambiar la forma en que interactuamos.

Al respecto un grupo de investigadores de tecnologías de detección y electrónica flexible de la Universidad de Glasgow, han desarrollado un sistema de hologramas conocido como “aerohaptics”, creando sensaciones de contacto con corrientes de aire.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *