EFEMERIDES 27 DE OCTUBRE DE 2021 – LELOIR NOBEL DE QUIMICA

EFEMERIDES 27 DE OCTUBRE DE 2021 – LELOIR NOBEL DE QUIMICA

Un día como hoy pero de 1970 el científico argentino Federico Leloir recibe el Premio Nobel de Química.

Luis Federico Leloir

Luis Federico Leloir había nacido el 6 de septiembre de 1906, en París (Francia), ya que su familia se encontraba circunstancialmente allí, por una intervención quirúrgica que debía realizarse su padre. Se dice que no mucho tiempo después falleció y el pequeño Luis nunca llegó a conocerlo. De regreso a Buenos Aires, donde adoptó la ciudadanía, realizó sus estudios primarios y secundarios.

Aunque los inicios de su carrera de investigador estuvieron firmemente ligados a la figura de Bernardo A. Houssay -también premio Nobel-, Luis Federico Leloir brilló luego con luz propia y llevó a la ciencia argentina tan alto como su maestro y amigo.

El Jurado de Química de la Academia Sueca de Ciencias decidió premiar a Luis Federico Leloir con la máxima distinción por sus investigaciones que permitieron aclarar cómo se metabolizan los azúcares en el organismo y el mecanismo de biosíntesis del glucógeno y del almidón, polisacáridos de reserva energética de los mamíferos y las plantas

Terminados los estudios primarios y secundarios se inscribió en la Universidad de Buenos Aires, graduándose en Medicina en 1932. En sus inicios como practicante trabajó en el Hospital Municipal José María Ramos Mejía, donde participó de la creación de una sociedad en parte científica y en parte social llamada como el hospital y cuya principal actividad era el dictado de conferencias.

Leloir recibió inmediatamente el Premio de la Sociedad Científica Argentina, el primero de una larga lista de reconocimientos nacionales y extranjeros previos y posteriores al Premio Nobel de Química de 1970.

En el vocabulario científico internacional se denomina «el camino de Leloir» al conjunto de descubrimientos que llevó al gran científico argentino a determinar cómo los alimentos se transforman en azúcares y sirven de combustible a la vida humana.

La resonancia que provocó en nuestro país la adjudicación del Premio Nobel al doctor Leloir despertó el interés de las autoridades que dotaron a su laboratorio con los elementos y el equipamiento necesario para que pudiera continuar su labor científica y transmitir su saber a un importante grupo de colaboradores y discípulos.

Leloir formó parte de la escuela de Houssay, de quien fue discípulo y amigo. Pero su trayectoria fue tan importante como la de su maestro.

El 2 de diciembre de 1987, Leloir falleció a sus 81 años, en la Ciudad de Buenos Aires. Pero hoy, a más de un siglo de su nacimiento, sus logros y valores éticos siguen siendo un ejemplo para el mundo, y un orgullo no solo para distintas generaciones de químicos e investigadores de todas las disciplinas científicas del país, sino para todos los argentinos y argentinas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *