SIGUEN LAS PREGUNTAS, FALTAN RESPUESTAS

SIGUEN LAS PREGUNTAS, FALTAN RESPUESTAS

A las 21 hs, a tres horas de finalizados los comicios, el gobierno presionó el enter de los resultados electorales y de inmediato las pantallas mostraron porcentajes que en términos generales no sorprendió demasiado, el oficialismo perdió y los opositores se afirmaron en posiciones que abren incógnitas pero eso nomás.

JUNTOS 39,81%
3.480.298
FDT 38,53 %
3.368.310

AVANZA LIBERTAD  7,50% 656.498 / FIT. 6,82 % 596.723 / VAMOS CON VOS 4,37 % 382.445 / VALORES 2,94 % 257.568

Los eufemismos, preparados para la ocasión, comenzaron a llenar los comentarios del periodismo adicto. El más escuchado es “empate técnico” y “el oficialismo recuperó exitosamente (¿?) puntos respecto de las PASO”.

Lo cierto es que si bien en los números algunos rotundos triunfos se vieron reducidos, el resultado estaba cantado, el gobierno pierde diputados y senadores y por lo tanto desde el objetivo de estas primarias fue un rotundo fracaso porque a partir de hoy se tendrá que gobernar con herramientas políticas muy afiladas.

Los números que se conocen hasta ahora muestra que el bloque que conduce Máximo Kirchner a partir del 10 de diciembre contará con 118 diputados (continúan 68 – ingresan 50) y, del lado de enfrente del hemiciclo, el bloque de Juntos por el Cambio contará con 116 legisladores (continúan 55 – ingresan 61). En esta discusión la oposición logró una mejor performance porque ponía en juego las bancas conseguidas en 2017 cuando era gobierno y había tenido la mejor elección de su historia. Juntos por el Cambio gana más bancas que el Frente de Todos en esta elección ya que obtuvo 61 bancas y el oficialismo 50. Más debe lamentar el gobierno haber perdido tantos senadores, de 41 con quorum propio, pasa a 35. lo que oblliga a CFK a maniobrar para que el Senado logre sacar leyes en los dos años restantes.

Con una izquierda y una derecha bien pronunciadas que rapiñaron los despojos de un pejotismo agónico y el oportunismo de un pro-radical que si bien lograron imponerse abren al mismo tiempo la caja de pandora de las ambiciones de quienes se pelean, ya, por la foto del 2023, comienza un periodo de gobierno en el cual el Presidente Alberto Fernandez tendrá primero que convencer para adentro de la alianza y después derramar sobre el convencimiento del Pueblo. Tarea que impide ambigüedades.

En la real realidad los intendentes del conurbano bonaerense volvieron a demostrar que son un mal necesario para evitar que las cifras fueran más abultadas a favor de Juntos, los puntos ganados, en algunos casos, demuestra lo importante que es la política territorial de cercanía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *