LA MUERTE DEL IDOLO

LA MUERTE DEL IDOLO

Todos los medios daban la noticia, nadie creía en esa noticia, no podía ser cierta. Pero lo era. El almanaque decía 25 de noviembre, en plena pandemia del año 2020, el Diego fallecía, la pelota que no se mancha se vistió de luto de luto.

Mandatarios y exmandatarios también realizaron condolencias

Durante este año, desde su desaparición física, entre los goles que se repiten una y otra vez nos fuimos enterando de algunos aspectos de su vida extrafutbolística. Cosas que solo debía preocupar a sus más allegados se ventiló a los cuatro vientos, pero no pudieron empañar la gambeta del genio y menos esa mano de Dios.

La crónica de su muerte informaba que  “Diego Maradona, exfutbolista y entrenador argentino, se produjo el 25 de noviembre de 2020, siendo el motivo de su deceso, según el informe preliminar de la autopsia, una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada, con miocardiopatía dilatada, que desembocó en un edema pulmonar,​ lo que le produjo una muerte súbita mientras dormía.”

El mundo  lamentó la pérdida, sus fans lo lloraron en cada rincón del planeta

 El funeral se llevó a cabo en la Casa Rosada, (con todos los excesos que podría llegar a producir el vendaval de su propia vida) recibiendo los honores de funeral de Estado  siendo enterrado el 26 de noviembre en un cementerio privado de Bella Vista, en donde están enterrados también sus padres.​

El mundo  lamentó la pérdida, sus fans lo lloraron en cada rincón del planeta. Mandatarios y exmandatarios también realizaron condolencias, como el presidente de Francia Emmanuel Macron, ​ el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, el presidente de Irlanda Michael D. Higgins,​ el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva,​ el expresidente de Bolivia Evo Morales, ​ el presidente de Liberia y exfutbolista George Weah.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *