EFEMERIDES 19 DE MAYO- SAQUEOS EN BUENOS AIRES

EFEMERIDES 19 DE MAYO- SAQUEOS EN BUENOS AIRES

Un día como hoy pero de… 1989 – A raíz de la crisis inflacionaria se producen saqueos y asaltos a supermercados en el Gran Bs.As

La trama secreta del día que Alfonsín se cansó de negociar con Menem, pateó  el tablero político y renunció a la presidencia - Infobae

Los disturbios de 1989 en Argentina consistieron en una ola de manifestaciones y saqueos de supermercados, entre los meses de mayo y de junio de 1989, ​durante los últimos meses de la presidencia de Raúl Ricardo Alfonsín y comienzo de la presidencia de Carlos Menem

La ola de saqueos comenzaron en la provincia de Santa Fe, sobre todo en Rosario -la tercera ciudad más grande del país tras el Gran Buenos Aires y el Gran Córdoba- varias personas comenzaron a demandar que algunos supermercados repartiesen comida gratuitamente. Rápidamente las protestas se extendieron hacia otras ciudades, incluyendo el propio GBA, con cierta pasividad de las Policías provinciales. El gobierno argentino estableció el estado de emergencia, más de 40 personas fueron arrestadas y por lo menos 14 murieron (20 según informes extraoficiales).

Envuelto en crecientes problemas económicos, conflictos con líderes sindicales, retirada de apoyo de empresarios y el temor a una nueva intentona de militares como carapintadas, Alfonsín decreta el adelanto de las elecciones presidenciales para el 14 de mayo de 1989, que originalmente estaban previstas para octubre. Las elecciones dieron como ganador al candidato del Partido Justicialista, Carlos Menem, que debía asumir el 10 de diciembre de 1989.

El descrédito del gobierno de Raúl Alfonsín alcanzó su punto máximo en 1989. La posibilidad de adelantar la entrega del poder fracasó en un primer momento, porque el peronismo no aceptó las medidas económicas «impopulares» que proponía el radicalismo.

El 22 de mayo comenzaron las protestas, que en pocos días devinieron en saqueos y disturbios en varias ciudades argentinas, hasta que el 29 Alfonsín declaró el estado de sitio.

Alfonsín decidió sacrificar su presidencia para evitar que la democracia argentina cayera y el 12 de junio de 19896​ anunció que adelantaba también el traspaso de mando para el 30 de ese mes, unos cinco meses antes de la fecha que le correspondía hacerlo (la cual estaba originalmente pautada recién para el 10 de diciembre).

La medida agarró desprevenido a Menem, que no esperaba tomar el mando tan pronto, así que negociaron.

Finalmente, Alfonsín le traspasó el mando a Menem el 8 de julio de 1989.​ Con respecto a la hiperinflación, no se calmó con la asunción de Menem sino que continuó todo el año siguiente, y recién se llegaría a niveles de inflación pre-mayo del ’89 en febrero de 1991 (582%).

Los disturbios de mayo de 1989 fueron uno de los factores que influyeron para que Alfonsín entregara el mando anticipadamente a Menem el 8 de julio de 1989.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *