¿LOS RICOS NO ROBAN?

¿LOS RICOS NO ROBAN?

Contradiciendo esta creencia sin fundamentos, la empresa proveedora de energía eléctrica de la Provincia de Buenos Aires EDELAP encontró conexiones clandestinas en un “barrio cerrado” muy lujoso de la localidad de Bransen.

La compañía Edelap procederá a efectuar el cobro de la energía consumida en forma ilegal a los propietarios de los inmuebles involucrados, incluyendo las penalidades correspondientes conforme lo establece el Reglamento de Suministro y Conexión.

EDELAP presta el servicio de electricidad a más de un millón de habitantes en la provincia de Buenos Aires, en los partidos de La Plata, Berisso, Ensenada, Brandsen, Magdalena y Punta Indio.

Las propiedades de grandes dimensiones de uno de los barrios privados más antiguos de Brandsen, ubicado sobre el río Samborombón, estaban conectadas de forma clandestina a la red.

Es dable recordar que el robo de energía es un delito penado con prisión de hasta seis años, que, además, pone en riesgo la vida de quien la manipula y de terceros.

También genera excesos de consumo no registrado que sobrecargan los tendidos, los dañan y afectan la calidad de servicio que reciben los usuarios vecinos que están correctamente conectados, generando problemas de tensión o cortes por manipulación indebida de las redes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *