EL RELATO NO ALCANZA

EL RELATO NO ALCANZA

MARIO BUONO

Los datos de la inflación de abril (6 %) sacuden el arco económico del oficialismo y arrastran a un sector de la comunidad que carece de formas para equiparar sus ingresos con los aumentos de los productos que resultan necesarios (imprescindibles) para vivir, a una especie de angustia existencial que en muchos casos nubla cualquier razonamiento.

Los aportes provisorios del censo (47,3 millones) indican también que los padecientes por el hambre, la miseria y todos los males es mayor al calculado con el censo anterior, las personas no son estadísiticas, cada sufriente se cuenta de a uno.

Si aceptamos que los responsables de tal situación son quienes gobernaron el país hasta 2019 (léase Macri), si aceptamos que también tienen incidencia la guerra (¿?) y la pandemia, aún así debemos preguntarnos que se ha hecho en concreto para paliar la pobreza y sus causa que se acumulan desde hace varias décadas, aún desde la década ganada.

Si aceptamos, además, los esfuerzos  que han realizado  las áreas de la economía y la producción sean realmente conducidos a solucionar el tema de la pobreza, debemos reconocer que, a la luz de los resultados, no son suficientes o no son los correspondientes.

Todo apunta a un estado de situación social explosiva, en la cual, seguramente, se mueven como peces en el agua, aquellos que sostienen la teoría de “cuanto peor, mejor”, sean de la izquierda o desde la derecha.

Curiosamente, la mal llamada militancia de los espacios progresistas continúan en el debate que se limita a echar culpas sin aportar alternativas reales, en la cual es muy notoria la influencia de pensamientos confrontativos que ya han fracasado en sus diversas expresiones.

Amplios sectores de juventud abandonaron el seguimiento de la programación habitual de los medios de comunicación tradicionales (radio-televisión) para engrosar la corriente de presunta democracia y libertad de expresión de las redes.  Avances tecnológicos que los adultos conocen poco y los jóvenes creen conocer.  Mundo donde la pobreza y el hambre son reemplazados por la meritocracia y los esfuerzos puramente “individuales”, el progreso vuelve al primitivismo del hombre de las cavernas… pero cibernético.

Milei difundió una foto vacunándose contra la Covid y las redes se  inundaron de ironías

En el mientras tanto, el sufriente hombre medio, carece de guía para poder enderezar su propio esfuerzo.  Se aleja de los intereses comunes y se aísla en la creencia que nadie puede traer una verdadera solución y encima debe sostener a quienes son presentados como “los pobres”, cuando él mismo no puede escapar de esa categorización. A eso debe sumarse la falta de modelos o peor aún la existencia de contramodelos anómicos que parecen burlarse de cualquier intento de pacificación de los espíritus.

60 célebres frases de ricos y pobres con imágenes para reflexionar

En los barrios son ricos los que tienen un salario apenas superior a la AUH y ya es dable observar como esas rivalidades se presentan en las calles y en los comercios.

Esa es la mayor demostración de que el relato ya no alcanza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.