PACTO PERÓN-FRONDIZI

PACTO PERÓN-FRONDIZI

Un día como hoy pero de…1959 – Se revela en Argentina el pacto Perón-Frondizi que incluye, entre otros asuntos, una convención constituyente con convocatoria de elecciones en las que participará el peronismo.

Se indica que los gestores del pacto fueron John William Cooke y Rogelio Frigerio,  y se suscribió en Caracas.

Negado y no negado, el pacto habría sido una especie de acuerdo para unir los votos de radicales y peronistas en las elecciones presidenciales de 1958, realizado en febrero de 1958.

Frondizi ganó las elecciones con el voto peronista, pero no cumplió el acuerdo y mantuvo la prohibición del peronismo y no permitió que Perón regresara al país, razón por la cual el peronismo publicó el texto del pacto en 1959 y adoptó una posición abiertamente opositora sobre esto.

Se indica que los gestores del pacto fueron John William Cooke y Rogelio Frigerio,  y se suscribió en Caracas.

Lo cierto es que el pueblo peronista votó por Frondizi en la creencia que Perón lo apoyaba y volvería al país.

El 1º de mayo de 1959 Frondizi asume la presidencia y cuenta con la totalidad de los distritos provinciales, mayoría en el Senado y quórum propio en Diputados. Sin embargo, es un presidente débil, condicionado por las Fuerzas Armadas cuyos jefes le marcan el paso y con una legitimidad cuestionada por la proscripción del peronismo.

Frondizi no solo  no cumplió el pacto sino que , además traicionó sus propios postulados. Sobre todo en materia de petróleo.

Además había prometido  la nacionalización de la banca y el comercio exterior, la revisión de las políticas instrumentadas desde el golpe del ‘55 y un plan de ocupación plena y de estímulo a la producción nacional.

Con el peronismo en contra, los desaciertos económicos y la renuncia de sus colaboradores más cercanos, como Rogelio Frigerio, Frondizi quedó en manos de los intereses liberales y mercantilistas.

Del desarrollismo inicial, se fue hacia medidas más cercanas al liberalismo, de apertura y fomento de las inversiones extranjeras. El objetivo de la política petrolera era lograr el autoabastecimiento a través de la inversión extranjera en capitales y tecnologías, pero significaba un giro radical con lo sostenido por Frondizi en su obra Petróleo y Política.

Con el triunfo electoral del peronismo en 1062, Frondizi comenzó a contar sus días, los militares lo voltearon para instaurar un nuevo gobierno de facto.

Se puede ganar una elección con la mentira, pero no se puede gobernar con la mentira.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.