MITOLOGIA NORDICA

MITOLOGIA NORDICA

Repasando las costumbres de los antiguos pueblos que habitaron las tierras de todo el planeta surge que todos tienen en común remitir el pasado a mitos que sustentan sus creencias, por las cuales vivir y por las cuales morir.

Cuando Odín se sentaba en su trono Lidskjavl, veía todo lo que pasaba en el mundo

Los pueblos nórdicos vivian en la región que hoy componen los cinco países nórdicos, Suecia, Dinamarca, Noruega, Finlandia e Islandia, tienen muchas características en común, entre ellas una identidad y unos valores compartidos, estrechos lazos culturales e históricos y, por lo que atañe a Suecia, Dinamarca y Noruega, unos idiomas muy similares.

Ellos compartían al dios Odín que era el dios supremo, padre de todos los hombres y de muchos de los dioses. Era el dios tanto de la sabiduría como de la guerra. Dio un ojo en prenda a cambio de la sabiduría del pozo de Mimer.

Cuando Odín se sentaba en su trono Lidskjavl, veía todo lo que pasaba en el mundo. También tenían dos cuervos llamados Hugin y Munin que salían todas las mañanas y regresaban antes del desayuno para dar cuenta a Odin de todo lo que habían visto y oído. Gere y Frece son sus dos lobos, que comen toda la comida de Odin, porque él se mantenía únicamente de vino. Su caballo Sleipner tenía ocho piernas y corría más que cualquier otro animal u hombre tanto por aire, como por tierra y agua.

Odín era el dios de la muerte de los guerreros, a los que llevan a Valhal al morir. Odin tuvo tres esposas: la primera era Jord o Fjordgyn con quien tuvo a Thor; la segunda se llamaba Frigg y era su favorita y con ella tuvo el hijo Balder; la tercera era Rinda, con quien tuvo a su hijo Vali que sobrevivirá al Ragnerok.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *